Comunicación empática

Resulta natural que cualquier información emitida, provoque cierta repercusión en nuestra opinión sobre el tema tratado y que nuestro pensamiento procese algún tipo de respuesta en un sentido u otro, incluso llegando a causar diversos grados de alteraciones en el estado de ánimo cuando dicha información nos afecta emocionalmente de forma considerable.

Lógicamente, el alcance de cualquier tipo de afectación emocional significa que el hecho subyacente a la información penetra en el entendimiento de la persona y es identificado por un sentimiento, estableciéndose una manifestación del ‘sentir’ que implica además que la experiencia es comprendida vivamente.

Enlazado a esta realidad, sobreviene el concepto de empatía, que nos conduce a un estado de compresión afectiva uniéndonos al sentimiento de la persona o personas con las que se interactúa, conformando un estado emocional receptivo desde el cual es posible interiorizar la experiencia, generando un conocimiento profundo del caso y sus circunstancias.

Los estados empáticos descritos pueden convertirse en herramienta de utilidad, debido precisamente, a la íntima comprensión sobre dicha experiencia, lo cual proporciona al individuo la idoneidad para referir válidas respuestas frente a la cuestión, al disponer de una perspectiva de conocimiento particularmente esencial al respecto.

Los individuos con una elevada cualidad empática, son capaces de profundizar en la intensidad de los sentimientos y sus aspectos, del mismo modo que son proclives a adoptar rasgos modales o de comportamiento con las personas que coexisten regularmente en su vida cotidiana. En este punto, cabe reseñar que la básica empatía existente en el ‘sentir’ connatural al ser humano, unido al hábito y la rutina, suscitan en todo el mundo una inexorable propensión a este tipo de contagio conductual, demostración última de lo cual, es la evidente influencia que se ejerce sobre opiniones y actitudes desde los medios de comunicación a través de la publicidad.

El estado empático definido como un prototipo de asociabilidad mental, genera una disposición perceptiva desde la cual es posible no sólo infundir o adquirir una cierta transmisión de caracteres o ideas, sino que puede constituirse en valioso instrumento de análisis y pragmático conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s